huella-carbono-transporte-1

Cómo reducir huella ecológica con la logística de una empresa

La contaminación atmosférica es uno de los grandes problemas actuales y, a día de hoy, el sector del transporte sigue utilizando productos petrolíferos que son más del 80% de la energía empleada y es el 22,4% del total de las emisiones que generan los gases de efecto invernadero. La buena noticia es que existen métodos para empezar a reducir la huella ecológica en la logística.

¿Qué es la huella ecológica?

La huella ecológica es una medida de un individuo o una población sobre la naturaleza. Se representa por la superficie necesaria para producir los recursos y cuánto se tarda en absorber el impacto de esa actividad. Este concepto surge como indicador de la sostenibilidad que trata de medir el impacto de nuestro estilo de vida en el entorno.

¿Qué puede hacer una empresa para reducir la huella ecológica en la logística?

Como seguro que has escuchado, con un grano de arena puedes hacer grandes cambios. Por tanto, como empresa también puedes contribuir en reducir los niveles de contaminación y la huella ecológica con el transporte de mercancías por carreteras.

Te contamos algunos de los consejos que puedes aplicar:

1.Almacenamiento más ecológico

El papel del almacenamiento en la logística es muy significativo. Permite organizar, entregar de forma más rápida y minimizar la aparición de errores.

Pero en estos espacios, un aislamiento adecuado es esencial porque puede mantener la temperatura constante durante un período de tiempo más largo. Para reducir aún más el consumo de energía, puede cambiar de luces tradicionales a LED que pueden ahorrar hasta un 80% de energía y proporcionan una iluminación adecuada.

2. Apostar por transportes más respetuosos

El transporte es una de las principales razones por las que se obtiene un valor muy elevado de la huella ecológica, ya que dependen la gran mayoría del petróleo, lo que hace aumentar el CO2 emitido.

Pero como sabrás no todos los medios de transporte son igual de beneficiosos o perjudiciales para el medio ambiente. El transporte marítimo y aéreo es uno de los culpables de la alta huella de carbono de la logística.

Se recomienda utilizar en mayor medida los ferrocarriles para largas distancias ya que son el medio más respetuoso para el transporte de mercancías por su flexibilidad para permitir el transporte de paquetes pequeños y de grandes dimensiones. Pero para cortas distancias o el transporte en ciudad se recomienda el uso de vehículos eléctricos que pueden reducir un 95% las partículas en suspensión y el 80% las de dióxido de nitrógeno.

3. Reducir la producción de residuos y energía

El uso de energía y la producción de residuos son partes estándar de todos los procesos logísticos. El trabajo no se puede hacer sin ambos. Sin embargo, eso no significa que no sea posible reducirlos. Hay ciertas cosas que podemos tomar para reducir los efectos adversos. Por ejemplo, aprender a usar la energía de manera más eficiente y capacitar al personal para que haga lo mismo o reducir el embalaje para una mayor sostenibilidad.

Importancia de hacer cambios para reducir la huella ecológica

El sector de la logística es una parte enorme de la cadena de suministro y, como tal, tiene un efecto tremendo en la distribución mundial. Recientemente, el comercio electrónico ha ganado popularidad y, a su vez, también ha provocado un crecimiento drástico en este sector. Con un desarrollo tan grande, la huella de carbono de la logística sólo aumentará. Esa es precisamente la razón por la que introducir cambios sostenibles en la industria en este momento es de gran importancia.

A través de estas medidas mencionadas y otras, podremos reducir los niveles de contaminación y reducir la huella ecológica del transporte de mercancías por carretera.

Fuente: NEUROCOURIER.COM

Fuente imagen: ineci.org

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email